CÓMO OBTENER PAZ EN MEDIO DEL CAOS

Por: Departamento de Pastoral Instituto Gandhi

¿Cómo encontramos la paz en medio del caos de la vida?

La respuesta es simple, aunque puede ser bien difícil ponerlo en práctica: Debemos conformar nuestra voluntad perfectamente a la voluntad de Dios.

En cualquier circunstancia, en cualquier prueba de la vida, debemos decir como dijo Jesucristo “que se haga tu voluntad” y como María “hágase en mí según tu palabra”.

Aquel que acoge la voluntad de Dios completamente y con un corazón completo, a pesar de que no le entienda, se mantendrá en perfecta paz.

¿Cómo funciona esto de manera práctica?

vivirlosvalores

1.- VIVIR EN EL MOMENTO PRESENTE.

Buena parte de la ansiedad viene de preocuparnos acerca del pasado o el futuro, ninguno de los cuales puede ser cambiado.

A pesar de que sabemos que es inútil, a menudo gastamos incontable energía emocional preocupándonos.

“No se preocupen por el mañana, porque mañana tendrá sus propias preocupaciones. Las preocupaciones del hoy son suficientes para hoy”.

Enfrente las pruebas del momento presente en forma calmada, entregando tu pasado y tu futuro a Dios.

on the road

2.- ACEPTAR LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA.

 Aceptar las circunstancias sin una resistencia impaciente, realizando que todo ha sido positivamente concebido o al menos permitido por Dios. Esto puede ser increíblemente difícil, y aun así es la única forma en la que encontraremos verdadera paz.

Digamos por ejemplo que vas conduciendo al trabajo y una llanta se te pincha. Hablando prácticamente, varias horas de tu día se irán tratando de arreglar la llanta. Es una verdadera complicación. ¿Cómo es posible que Dios quisiera arruinar mi día de esta forma? Y aunque nuestra enojada impaciencia no logra nada, sólo nuestra humilde aceptación y sumisión a la voluntad de Dios revelada en estas circunstancias diarias, aun cuando difícilmente podamos entenderla, nos traerá la paz.

bondad-de-dios

3.- DEBEMOS CONFIAR EN LA BONDAD DE DIOS.

 Yo creo que muchos de nosotros tenemos temor de abandonarnos completamente a la voluntad de Dios porque tenemos miedo de que pueda significar algo malo.

Tenemos miedo de que Dios vaya a hacernos daño, así que nos aferramos a nuestra voluntad, nunca rindiéndonos a la de Dios. Hacer esto nos puede dar una temporal ilusión de control, pero en realidad, difícilmente somos capaces de dirigir nuestro destino como nosotros creemos.

Dios es bueno y Él nos ama más de lo que nosotros podemos imaginarnos. Confíale tu pasado, tu presente y tu futuro. Él nunca te decepcionará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s