¿Cómo expresa el estrés un adolescente?


Las preocupaciones y estrés no son exclusivos de la vida adulta, detéctalo a tiempo en tus hijos y ayúdalos a superarlo.


La vida moderna y el mundo altamente competitivo en el que nos desenvolvemos puede causar estragos en la salud mental de las personas, anteriormente el estrés era considerado un fenómeno que sólo afectaba a los adultos, quienes son responsables de la seguridad y bienestar de otros seres humanos, tienen empleos y una vida social llena de compromisos.

Sin embargo, hoy los adolescentes enfrentan una realidad distinta en la que su entorno les exige desarrollar habilidades especiales a edades tempranas y les asigna responsabilidades cada vez más grandes, y aunque cuentan con la capacidad para cumplirlas, pueden sufrir mucho estrés para adecuarse a los cambios de su cuerpo y nuevas obligaciones que deben asumir conforme van creciendo.

Debido a los cambios naturales de la adolescencia, muchos padres dejan pasar los síntomas del estrés y la depresión por considerarlos propios de esa edad pero hay algunos signos que te pueden indicar que tu hijo o hija sufre de un problema más grave, pon atención a estos síntomas:

  • Ataques de furia, malas contestaciones, actitudes hostiles y groserías por razones mínimas.
  • Cansancio, falta de energía para realizar sus actividades favoritas.
  • Esfuerzo excesivo en sus labores escolares, desvelarse estudiando o dejar de comer para concentrarse en la escuela.
  • Insomnio, dificultad para conciliar el sueño o descansar pocas horas.
  • Autocrítico, expresa que “no hace nada bien” y se exige perfección todo el tiempo.

Si detectas tres o más comportamientos de este tipo en tu hijo, no dudes en ayudarlo siguiendo estos consejos:

  1. Paciencia ante todo: Es posible que en los primeros acercamientos con tu hijo para hablar de sus emociones te rechace o se comporte agresivamente, esta es una reacción natural ante la que deberás ser paciente y siempre evitar los enfrentamientos agresivos, cuida que no te falte al respeto y recuerda que él mismo no tiene control de sus emociones.
  2. Ayúdalo a ver las cosas en perspectiva: Cuando empiece a ceder y te cuente las situaciones que le preocupan ayúdalo a recordar que ningún logro académico u obligación escolar es más importante que su salud, explícale que una calificación no hará que te decepciones de él ni dejarás de amarlo pues el estrés viene de una preocupación por cumplir con lo que se espera de él y la aprobación de otros.
  3. Visiten a un profesional: Cuando el problema es muy grave, una buena idea es visitar a un psicólogo especializado en adolescentes que lo pueda ayudar a entender la fuente de sus sentimientos y manejarlos mejor, así seguirá siendo competitivo y recuperará la salud mental.

escuelasenleoninstitutogandhi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s