Alicia Molina de visita en nuestra ciudad

Por: Mtra. Liliana Pantoja Pantoja

El pasado 28 de agosto, acudí con gusto al encuentro entre lectores con Alicia Molina, organizado por la Librería del Fondo de Cultura, en el marco del festejo por sus 25 años de la colección A la orilla del viento, que por décadas ha contribuido con su amplio acervo en la formación de lectores.

La reconocida escritora compartió algunas experiencias entrañables sobre algunos de sus libros publicados, los presentes pudieron escuchar de su propia voz; cómo van surgiendo en su cabeza las ideas para luego dar forma a personajes llenos de sensibilidad y ternura, que motivan con sus historias a imaginar mundos mejores.

Alicia se ha dedicado en gran medida  a fomentar la integración de niños con discapacidad. Sobre este asunto ha escrito guiones televisivos y ha realizado la producción ejecutiva de programas, videos y series para televisión.

Dirige;  Alternativas de Comunicación para Necesidades Especiales, A.C., cuyo vocero es “Ararú, Revista para Padres con Necesidades Especiales”.

La mejor carta de presentación de un escritor son sus publicaciones, y muchas de ellas se han vuelto imprescindibles en bibliotecas y aulas escolares, como:

1992 y 2016 – El agujero negro

1996 – El zurcidor del tiempo

2002 – No me lo vas a creer

2003 – Álbum de Familia. Colaboración con Luz María Chapela.

2006 y 2013 – La noche de los trasgos

2008 – El día menos pensado.

2011 – El cristal con que se mira.

2015- Una tarde en el parque

2015 – Todos somos diferentes

No sé si para un escritor es más importante el reconocimiento de sus lectores, que los premios, pero en este caso; Alicia ha logrado en 1992 el  Premio A la Orilla del Viento por El agujero negro, en 1998 fue incluida en la Lista de Honor IBBY México por El zurcidor del tiempo, en el 2000 obtuvo Premio Compartir en Educación.

A continuación, una breve charla con la autora…

El cuento El agujero negro, sigue editándose y forma parte del acervo literario de muchas escuelas y bibliotecas  ¿A qué lo atribuye?

Por una parte agradezco y reconozco el enorme esfuerzo de los editores y promotores del Fondo de Cultura Económica. Sin ellos se habría reducido  a unos cuantos años de presencia del texto. Agradezco también la recomendación boca a boca de los lectores que tiene un efecto muy importante a largo plazo. Ahora ya hay una generación de niños que compran ese cuento para sus hijos porque lo leyeron en su infancia y eso me hace muy feliz. Una de las razones del éxito de este libro es que tiene muchos niveles de lectura posibles. Lo entienden los niños muy chiquitos  y les gusta también a las niñas de sexto o a las mamás. Esta cualidad no la he conseguido en mis otros cuentos, además creo que sigue siendo divertido.

Ha cambiado la percepción de que los cuentos solo tenían que ser color de rosa y con final feliz, ahora las historias para niños tocan temas diversos, el duelo, inclusión, divorcio, etc. ¿Considera cierta resistencia en la sociedad, o ya existe libertad de expresión en este sentido?

Yo siempre procuro un final optimista porque me gusta que los problemas se resuelvan, en la literatura y en la vida real. Lo que sí  creo que ha ido cambiando es el tipo de problemas que los niños están viviendo y que la literatura se ve obligada a abordar. Hace 20 años me escandalicé  cuando leí un cuento colombiano que hablaba del secuestro. Hoy esa realidad toca a muchos niños, hay muchas familias donde los jóvenes y adultos están ¡desaparecidos! Tenemos que hablarles a los niños de las cosas que están viviendo. Tenemos que darles palabras para hablar de la realidad.

¿Qué es lo qué más disfruta de los encuentros con lectores?

Que me hablen de cómo entendieron lo que leen, de lo que les gusta y lo que no , sus preguntas que a veces me sorprenden tanto. Sus respuestas que me iluminan

¿Hay algún personaje en sus libros que le sea más entrañable? ¿Por qué?

Verde me parece muy divertido, Me gusta Oriana porque tiene miedo y lo vence. Me encanta la sabiduría de Liquidámbar, quiero mucho al maestro en el Cristal con que se mira porque me recuerda a mi mamá.

Si pudiera vivir en un libro ¿cuál sería?

Me hubiera quedado a vivir con mucho gusto en Momo de Michael Ende.

institutogandhi-conferencia10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s