¿Me comunico con mis hijos(as) con calidad?

La Comunicación en la familia

Psic. Valeria Georgina Lazalde  Murillo

Convivencia Escolar Primaria Instituto Gandhi

En cada hogar se tiene un tesoro muy grande y valioso al que le llamamos “hijos” en quienes ponemos nuestras mejores expectativas, compromiso y empeño para que tengan una vida de triunfo y felicidad.

Como padres trabajamos arduamente, día a día para que aprendan habilidades que les serán necesarias a lo largo de su vida; desde pequeños se les enseña a caminar, tomar la cuchara, vestirse solos, guardar sus juguetes y hasta a ir al baño, entre otras muchas cosas, las cuales en su momento tal vez no fueron fáciles pero lo hicimos con mucho amor pues aunque no nacemos sabiendo ser padres, tenemos un objetivo firme y es que algún día nuestros hijos puedan valerse por ellos mismos.

El trabajo sigue, aún hay muchas cosas que enseñarles, como las habilidades sociales que aun necesitamos fortalecer,  en específico la COMUNICACIÓN ASERTIVA.

El término comunicación procede del latín communicare que significa “hacer a otro partícipe de lo que uno tiene”. La comunicación se entiende como el proceso por el que se trasmite y recibe información.  Para que un proceso de comunicación se lleve a cabo, es indispensable la presencia de los siguientes elementos: 

  • Emisor y Receptor: quien transmite y a quien va dirigido la información.
  • Contacto: es el canal de comunicación.
  • Información o mensaje.
  • Código:sistema de signos común al receptor y al emisor.

esquema de comunicacion.gif

Para que exista una óptima comunicación se tendrá que cuidar que el canal funcione adecuadamente y que no exista RUIDO. Este último se entiende como toda perturbación que afecte la transmisión del mensaje y el entendimiento de este de manera adecuada, como las interferencias en el medio, los errores lingüísticos, la distracción del receptor así como su percepción y emociones no captadas ni entendidas por el otro, la diferencia de los estilos de pensamiento y etapas de desarrollo son algunos factores que pueden constituir al ruido.

Cuando hables con tu hijo(a) procura que el ruido no predomine ya que pudiera perderse algún mensaje valioso. Para tener una comunicación de calidad con tus hijos(as) y promover que ellos desarrollen esta habilidad es necesario que tomes en cuenta lo siguiente: 

consejos

1.- Procura que cuando sea un tema de importancia alta estén en un lugar adecuado, evitando estímulos que pudieran ser distractores para tu hijo (televisión, celular, actividades de otros) esto ayudara a que tengas su atención y no pierda el hilo de la información.

3 (2)

2.- Toma en cuenta la etapa del desarrollo de tu hijo (a) ya que:

      A los 6 años de edad aún no está consolidada la capacidad para manejar la información lógica, para extraer conclusiones formales, es decir para los niños y niñas de esta edad todo es

      A partir de los 7 años comienza a usarse la lógica para llegar a conclusiones válidas, siempre y cuando la información tengan que ver con situaciones CONCRETAS y no abstractas. Así que debes de ser muy específico con lo que le dices.

      El egocentrismo sigue estando presente y va disminuyendo hasta la edad de los 12 años, lo cual se traduce en dificultades para acceder a pensamientos y reflexiones de tipo relativamente abstracto además de percibir las cosas desde su forma poniéndose ellos como centro de la situación.

palabras

3.- Al querer dar un mensaje tendrá inmensidad de palabras que le costará trabajo conectarlas de manera lógica, ordenada y omitirá información esencial para darte la información adecuada, por lo que les será de ayuda que les brindes una estructura en donde ellos puedan acomodar la información, guíalos con preguntas claras y concretas por ejemplo: ¿Cuándo ocurrió?, ¿En qué lugar estabas tú?, ¿Quién estaba contigo?, ¿Qué actividad estabas realizando?, ¿Qué te dijeron exactamente y quien lo dijo?, ¿Tú que le dijiste o que hiciste?, ¿Qué te contesto la otra persona?, ¿Qué emoción sentiste en ese momento?, ¿Cómo te sientes ahora?…

duda_nino

4.- No te quedes con ninguna duda, si tienes alguna laguna de información pregúntasela directamente a tu hijo, recuerda que cada persona tiene una percepción según sus experiencias de vida y le darán un sentido diferente a la misma situación por lo que es importante que el mensaje lo obtengas del canal de comunicación de tu hijo y no de terceras personas. Si el mensaje principal lo obtuviste primero por otras personas entonces comprueba de manera concreta y directa la información con tu hijo.

confianza

5.- La confianza es una clave vital para que la comunicación fluya, hazle saber a tu hijo(a) que siempre estarás para orientarlo pues su bienestar imperara ante todo y que si en algún momento tienes que llamarle la atención lo harás con todo el amor que sientes por él o ella.

 

El camino de la enseñanza padres-hijos nunca termina, por más grandes que los veas o más independientes que te parezcan siempre habrá algo que puedas brindarle a tu hijo a manera de legado y ellos siempre buscaran tu apoyo para enfrentar las adversidades que la vida les deparará. ¡Trabajemos unidos por la educación!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s